Parish History

The St. Jude Catholic Church consecrated on April 12, 2014 has  a seating capacity of 1,762 plus 126 in the chapel.  

History: 

The history of St. Jude as a Catholic Church and a place to worship can be traced back to 1898. 

The present name of St. Jude Catholic Church coincided with the construction of the third church, with seating for 300, was completed in 1971.  Also in the 1970s, a new rectory and parish hall was completed.  A religious education center was added in 1984.  The Texas Historical Commission erected a State Historical Marker at the parish in 1998, commemorating the church’s intriguing history. 

Humble Beginnings: 

Through the grace of Almighty God, prayer, and dedication, the once six families celebrating Mass in a private home gave way to the present-day St. Jude Catholic Church in Mansfield, Texas.   The first six families were the Moriarty family, the Bartin Ballweg, Patrick Henry Day, John Reitz, John Wisrock, and Joseph Wisrock families were blessed to celebrate Mass once a week.  Father Thomas Hagerty, the pastor of St. Joseph Catholic Church in Waxahachie, traveled by train once a month to celebrate Mass with the Catholics living in the Mansfield area.  

In 1898, a small frame church was erected and dedicated as St. Joseph Catholic Church.  Father Joseph O’Donohoe from Waxahachie succeeded Father Hagerty to serve the needs of the small parish.  By 1928, the parish had grown to 28 families.  In November of that year, a red brick church was erected on the Dallas Street site and dedicated as St. James Catholic Church by Bishop Joseph Lynch.  Mass continued to be celebrated only once a month, and the priest continued to come from the parish at Waxahachie.  In 1930, 1940 and early 1950 the parish experience moderate growth.  The pastoral care transferred to St. Patrick’s in Fort Worth.  By 1954, Mass celebrated weekly.  By the late 1950s, the parish saw an influx of Czech and German families into the community, and the need for a larger church building arose again.  Mr. and Mrs. Robert Cartwright donated an acre of land in 1969 to help with the expansion project. By 1970, $20,000 had been raised, and construction of the new building began that year.  The total cost of the building was $68,000.  Bishop John Cassata dedicated the building as St. Jude Catholic Church on March 14, 1971.  The seating in the new St. Jude Church was for 300 people.  The parish grew rapidly in the late 1970s as more people moved into the Mansfield community. The parish had approximately 350 registered families in the mid-1980s with the number rising to over 600 by 1995-96.  The parish purchased four and a half acres of land to the east of the existing church in 1994 to prepare for future expansion.  By the fall of 1997, the parish had grown to nearly 1,000 families and plan to enlarge the existing church building were underway.  The renovated church completed in July of 2000 and by 2003, the parish had grown to 1700 families. 

In 2015, more than 2,000 people filled the new St. Jude Catholic Church for a special dedication Mass.  Diocese of Fort Worth Bishop Michael F. Olson consecrated the church grand celebrated Mass in the spacious structure containing religious treasures from around the world.  Today, the St. Jude Catholic Parish in Mansfield, which started in 1897 with six families, is home to 2,500 families.  

A Carrera marble replica of the Pieta, more than seven feet tall, graces the narthex of the church.  A 10-foot wooden sculpture of Christ on the Cross rises high above the altar.  The figure of Christ carved in Mexico, and the cross was constructed by a local parishioner.  

Along the walls of the church stand hand-carved wooden statues of the saints, each in specially designed porticos.  The 14 stained-glass windows in the church have found new life at St. Jude from other churches around the world in decades past.  One of those windows, depicting Christ’s baptism by John the Baptist, is 163 years old and was crafted by a stained-glass artist in England. 

The community of St. Jude has 56 ministries and banners in both Spanish and English adorn the church reminding all believers of the need for service and discipleship.  

 In 2014, to extend Christ’s reach in the area, St. Jude Catholic Church established a licensed radio station, KYRE-FM 104.1.  Operated from inside the sacristy and beaming its signal from a broadcast antenna on across 85 feet atop the church, the station can reach 90,000 people in a 25-mile radius.  The station broadcast Masses, special events and relays national Catholic programming. 

New technology-which once allowed priests to travel by train to Mansfield to reach the faithful and now helps them connect with parishioners via radio waves – continues to play a major role in the evangelization of the ever-growing local Catholic population. 

Present Day History: 

Currently, the youth at St. Jude thrive through a strong Catechesis program. Elementary students, 500 in number study learning together about Christ.  They use the Be My Disciples Curriculum.   

St. Jude Catholic Parish now serving to many nationalities of believers.  They are English speaking, Spanish, Vietnamese, Nigerian, Philippines, and others.  We have a total of 5 masses celebrating in two major languages English and Spanish.  Our mission statement is, “We, the parishioners of St. Jude Roman Catholic Parish, are a diverse community united through Baptism in One, Holy, Catholic, and Apostolic Faith.  As disciples, we follow the teachings of Jesus Christ and continue his mission in our community through proclaiming the teachings of Jesus, celebrating the Sacraments, and serving the Mystical Body of Christ.   Through God's grace, the community's mission is to lead all to participate in the communion of the Father and the Son in the Spirit of Love.”  

Jr. High and High School Students, 400 in number prepare to make the sacrament of Confirmation.  They are part of Life Teens and Edge movement which teaches them to engage in the liturgies, with inspiring music and challenging talks.  Attending a TEEN Mass has been an inspiration to their learning and growing in relationship with Christ through the Eucharist.  Enjoying music concerts allows them to be a part of Praise and Worship. 

 

The Hispanic Community experienced a spiritual renewal through Christ Renews His Parish (CRHP).  Martin Valverde and Father Caro have filled the church as they evangelized through Lively Inspiring Music and personal witness to the power of Jesus Christ in their lives. This opportunity to rediscover and intensify the personal relationship with Christ has brought harmony and commitment, giving them a more robust understanding of faith. 

Marriage Enrichment through Dynamic Catholics speaker, Dr. Allen Hunt, aiming to rekindle the Passion & Purpose in the Sacrament of Marriage.  This opportunity to rediscover and intensify the personal relationship with Christ has brought harmony and commitment, giving them a more robust understanding of faith. 

Saint Jude Catholic Parish is continuing the footsteps of our patron of desperate and impossible causes into the future.  We are celebrating the 120 years into the future with the mission “still go and make a disciple.”  That will entail the future plan of new Formation Building to educate, enrich, and foster the faith of all members of our parish.  Beginning in September 2019, we are launching the approved capital campaign for improving our premises ready to receive capacity of over 1500 seating Formation Building.  The spiritual and pastoral approach in this process will bring renewal and faith-filled to all levels of members of our parish.   

We honor and mark the history of the St. Jude Parish as we look toward the devotion to St. Jude Thaddaeus is the patron saint of desperate causes.  We ask for his protection and intercession as we presume a relationship for our parish as we pray:  Most holy Apostle St. Jude, faithful servant and friend of Jesus, the Church honors and invokes you universally as the patron of hope. Please intercede on our behalf. Make use of that particular privilege given to you to bring hope, comfort, and help where they are needed most. Come to our assistance in this great need, that we may receive the consolation and help of heaven, as we work with our challenges. We praise God with you and all the saints forever. We promise, blessed St. Jude, to be ever mindful of this great favor, to always honor you as our special and powerful patron, and to gratefully encourage devotion to you. Amen. 


 

La nueva Iglesia Católica de San Judas, fue consagrada el 12 de abril del 2014 por nuestro Obispo diocesano Michael Olson, tiene capacidad para 1,762 personas, más 126 en la capilla.

Historia:

La historia de San Judas como una parroquia católica y un lugar de adoración se construye en 1898. El nombre actual de la Iglesia católica de San Judas coincidió con la construcción de la tercera iglesia, con capacidad para 300 personas, terminada en 1971. También en la década de 1970, se completó una nueva rectoría y un salón parroquial. Un centro de educación religiosa agregado en 1984. La Comisión Histórica de Texas erigió un Marcador Histórico Estatal en la parroquia en 1998, conmemorando la intrigante historia de la iglesia.

Principios humildes - de San José a Santiago y luego a San Judas:

A través de la gracia de Dios Todopoderoso, la oración y la dedicación, las seis familias que alguna vez celebraron la Misa en un hogar privado dieron paso a la actual Iglesia Católica de San Judas en Mansfield, Texas. Los nombres de las primeras seis familias son la familia Moriarty, las familias Bartin Ballweg, Patrick Henry Day, John Reitz, John Wisrock y Joseph Wisrock fueron bendecidos al celebrar la misa una vez a la semana. El padre Thomas Hagerty, pastor de la Iglesia Católica de San José en Waxahachie, viajó en tren una vez al mes para celebrar la misa con los católicos que viven en el área de Mansfield.

En 1898, una iglesia de marco pequeño se edificó y dedicó como Iglesia Católica de San José. El padre Joseph O'Donohoe de Waxahachie logró que el padre Hagerty atendiera las necesidades de la pequeña parroquia. Para 1928, la congregación había crecido a 28 familias. En noviembre de ese año, el Obispo Joseph Lynch construyo una iglesia de ladrillo rojo en el sitio de Dallas Street, la dedicó como la iglesia católica San Jaime. La misa continuó celebrándose solo una vez al mes, y el sacerdote siguió viniendo de la parroquia de Waxahachie. En 1930 - 1940 y principios de 1950, la parroquia experimenta un crecimiento moderado. El cuidado pastoral trasladado a San Patricio en Fort Worth. Para 1954, se celebra misa semanalmente. A fines de la década de 1950, la parroquia vio la afluencia de familia de Checoslovaquia y Alemanas en la comunidad, y surgió nuevamente la necesidad de una iglesia más grande. El Sr. y la Sra. Robert Cartwright donaron un acre de tierra en 1969 para ayudar con el proyecto de expansión. Para 1970, se recaudaron $ 20,000 y la construcción del nuevo edificio comenzó ese año. El costo total del edificio fue de $ 68,000. El obispo John Cassata dedicó el edificio como Iglesia Católica de San Judas, el 14 de marzo de 1971. Los asientos en la nueva Iglesia de San Judas eran para 300 personas. La parroquia se multiplicó a fines de la década de 1970 a medida que más personas se mudaron a la comunidad de Mansfield. La congregación tenía aproximadamente 350 familias registradas a mediados de la década de 1980, con un número que aumentó a más de 600 para 1995-96. La parroquia compró cuatro acres y medio de tierra al este de la iglesia existente en 1994 para prepararse para una futura expansión. Para el otoño de 1997, la parroquia había crecido a casi 1,000 familias y el plan para ampliar el edificio de la iglesia actual estaba en marcha. La iglesia renovada se completó en julio de 2000 y en 2003, la parroquia había crecido a 1,700 familias.

En el 2015, más de 2,000 personas llenaron la nueva Iglesia Católica de San Judas para una Misa de dedicación especial. El Obispo de la Diócesis de Fort Worth, Miguel F. Olson, consagró la gran Misa celebrada en la estructura masiva que contiene tesoros religiosos de todo el mundo. Hoy en día, la parroquia católica de San Judas en Mansfield, que comenzó en 1897 con seis familias, ahora alberga a 2,500 familias.

Una réplica de La Piedad construida de mármol de Carrara, de más de siete pies de altura, adorna el nártex de la iglesia. Una escultura de madera de 10 pies de Cristo en la cruz se eleva por encima del altar. La figura de Cristo fue tallada en Guanajuato México, mientras un feligrés local construyó la Cruz.

A lo largo de las paredes de la iglesia se encuentran estatuas de santos en madera talladas a mano, cada una con pórticos especialmente diseñados. Las 14 vidrieras en la iglesia han encontrado una nueva vida en San Judas, de

otras iglesias de todo el mundo en décadas pasadas. Una de esas ventanas, que representa el bautismo de Cristo por Juan el Bautista, tiene 163 años y fue diseñada por un artista de vidrieras en Inglaterra.

La parroquia católica San Judas tiene 56 ministerios y pancartas en español e inglés que adornan a la iglesia y les recuerda a todos los creyentes la necesidad de servicio y discipulado.

En 2014, para extender el alcance de Cristo en el área, la Iglesia Católica de San Judas estableció una estación de radio autorizada, KYRE-FM 104.1. Operada desde el interior de la Sacristía y emitiendo su señal desde una antena de transmisión en una Cruz de 85 pies sobre la iglesia, la estación puede llegar a 90,000 personas en un radio de 25 millas. La estación transmitió misas, eventos especiales y transmisiones nacionales de programación católica.

Esta nueva tecnología sigue desempeñando un papel importante en la evangelización de la creciente población católica local de Mansfield.

Se acabaron los días en que los sacerdotes viajan en tren a Mansfield para alcanzar a los fieles. La estación de radio se conecta con los feligreses a través de ondas de radio.

Historia actual del día:

La parroquia católica de San Judas ahora sirve a muchas nacionalidades de creyentes. Habla inglés, español, vietnamita, nigeria, filipinas y otros. Tenemos un total de 5 misas que celebran en dos idiomas principales, inglés y español. Nuestra declaración de misión es: “Nosotros, los feligreses de la parroquia católica romana de San. Judas, somos una comunidad diversa unida a través del Bautismo en una, santa, católica y apostólica. Como discípulos, seguimos las enseñanzas de Jesucristo y continuamos su misión en nuestra comunidad a través de la proclamación de las enseñanzas de Jesús, la celebración de los Sacramentos y el servicio al Cuerpo Místico de Cristo. A través de la gracia de Dios, la misión de la comunidad es guiar a todos a participar en la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu de Amor ".

Actualmente, la juventud en San Judas prospera a través de un programa de catequesis activa. 500 Alumnos de primaria, estudian aprendiendo juntos sobre Cristo. Utilizando el plan de estudios Se Mis Discípulos.

400 Estudiantes de secundaria y preparatoria se preparan para hacer el sacramento de la confirmación. Son parte del movimiento Life Teens & Edge, que les enseña a participar en las liturgias, con música inspiradora y charlas desafiantes. Asistir a una Misa Juvenil ha sido una inspiración para su aprendizaje y crecimiento en relación con Cristo a través de la Eucaristía. Disfrutar de conciertos de música les ha permitido ser parte de Alabanza y Adoración.

La comunidad hispana experimentó una renovación espiritual a través de Cristo renueva su parroquia (CRSP). Martin Valverde y el Padre Ernesto Ma. Caro llenaron la iglesia mientras evangelizaban a través de la Música de Animación Animada y el testimonio personal del poder de Jesucristo en sus vidas. Enriquecimiento matrimonial a través del orador dinámico católico, el Dr. Allen Hunt, con el objetivo de reavivar la Pasión y el Propósito en el Sacramento del Matrimonio. Esta oportunidad ayuda a volver a descubrir e intensificar la relación personal con Cristo, ha traído armonía y compromiso dándoles una comprensión más sólida de la fe.

La parroquia católica de San Judas continúa los pasos de nuestro patrón de causas desesperadas e imposibles en el futuro. Celebramos los 120 años en el futuro con la misión "todavía vamos y haz un discípulo". Eso implicará el plan futuro de un nuevo Edificio de Formación para educar, enriquecer y fomentar la fe de todos los miembros de nuestra parroquia. A partir de septiembre del 2019, estamos lanzando la campaña de capital aprobada para mejorar nuestras instalaciones listas para recibir capacidad de más de 1,500 asientos en el Edificio de Formación. El enfoque espiritual y pastoral en este proceso traerá renovación y fe en todos los niveles de los miembros de nuestra parroquia.

Este directorio pictórico está dedicado a 120 años de fe en la parroquia católica de San Judas y oramos por más años con el nuevo espíritu de miembros intrépidos siguiendo los pasos de San Judas. Gracias a muchos miembros que sacrifican y dedican su tiempo a planificar la semilla de la fe en la comunidad de Mansfield.

Honramos y marcamos la historia de la parroquia de San Judas mientras observamos la devoción a San Judas Tadeo es el santo patrón de las causas desesperadas. Le pedimos su protección e intercesión para construir una relación con nuestra parroquia mientras oramos: Santo Apóstol San Judas, siervo fiel y amigo de Jesús, la Iglesia lo honra y lo invoca universalmente como patrón de la esperanza. Por favor intercede en nuestro nombre. Aproveche ese privilegio particular que se le otorga para brindar esperanza, consuelo y ayuda donde más se necesitan. Acuda a nuestra ayuda en esta gran necesidad, para que podamos recibir el consuelo y la ayuda del cielo, mientras trabajamos con nuestros desafíos. Alabamos a Dios contigo y a todos los santos para siempre. Prometemos, bendito San Judas, ser siempre conscientes de este gran favor, honrarlo siempre como nuestro patrocinador especial y poderoso, y alentar con gratitud la devoción hacia usted. Amén.